Viernes, 28 de Julio de 2017  
PRINCIPAL
AGENDAS
CALENDARIOS
CD-ROM
CDS
LIBROS
POSTERS
TARJETAS
TARJETONES
VCDS
DVDs
VARIOS
 
 
 
 
 
 
  • San Alfonsa de la Inmaculada Concepción
    «El Señor eliminará la muerte para siempre. El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros» (Is 25,8). Estas palabras del profeta Isaías contienen...
  • San Victor I, Papa y Mártir
    San Víctor, originario de Africa, sucedió en el pontificado a San Eleuterio hacia el año 189. Afrontó eficazmente las grandes dificultades de su época. Por...
 
 
Logo ACI Prensa
  • Primera lectura: Éxodo 20:1-17
    1 Entonces pronunció Dios todas estas palabras diciendo:
    2 «Yo, Yahveh, soy tu Dios, que te he sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre.
  • Salmo responsorial: Salmo 19:8-11
    8 La ley de Yahveh es perfecta, consolación del alma, el dictamen de Yahveh, veraz, sabiduría del sencillo.
    9 Los preceptos de Yahveh son rectos, gozo del...
  • Evangelio: Mateo 13:18-23
    18 «Vosotros, pues, escuchad la parábola del sembrador.
    19 Sucede a todo el que oye la Palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno...
 

Co-fundadora, junto al P. Santiago Alberione dan inicio a las Hijas de San Pablo.

Nací el 20 de Febrero de 1894, en Castagnito de Alba, al norte de Italia. Unica mujer entre cuatro hermanos en una familia muy unida.

A los 20 años era modista sencilla, con grandes deseos de entrega y servicio. El P. Alberione me invitó a trabajar junto a otras jóvenes con "la buena prensa". Intuí que la propuesta del P. Alberione respondía a mis anhelos de consagrarme a Dios y acepté; descubriendo, en esto el llamado de Dios a entregar mi vida al servicio del Evangelio. Era el 15 de Junio de 1915.

Cuando hice la profesión religiosa tomé el nombre de "Tecla" en memoria de la primera discípula de San Pablo. En aquel momento, el fundador me eligió para acompañar, ser guía y madre de la naciente Congregación de las Paulinas. Con fe heroíca y confianza incondicional emprendí el misterioso camino siendo fiel colaboradora del P. Alberione.

Teresa MerloEl Sí que pronuncié cambió el rumbo de mi vida y un nuevo capítulo se comenzó a escribir en el siglo XX, un capítulo destinado a la mujer: Paulinas, mujeres consagradas a Dios en el mundo de la comunicación.

Animaba a mis hijas en esta hermosa misión y les decía: " Prestemos nuestros pies al Evangelio, que corra y se extienda", y les compartía lo que tenía en lo profundo de mi corazón "Quisiera tener mil vidas para dedicarlas a este noble apostolado: predicar el Evangelio con los medios de comunicación".

Con el Sí que di, nacieron luego otros muchos Sí que hoy conforman lo que son las Hijas de San Pablo.

 
 
 
 
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 

A feed could not be found at http://feeds2.feedburner.com/Infodecom

Novedades y Otros Productos en: